Kundalini yoga para enfermos mentales.

Aplicar las técnicas de Kundalini yoga a cualquier colectivo especial requiere no solo de conocer una técnica, si no de escuchar el corazón en cada instante que estas instruyendo tus clases. Requiere de mucha compasión y mucho amor hacia ti mismo y hacia los seres que tienes delante de ti.             

Recuerdo muy bien el momento hace más de 3 años cuando una de  mis alumnas de Kundalini yoga en mi grupo de Valtierra me dijo que buscaban un profesor de yoga para enfermos mentales.

En ese momento, sentí una gran alegría, una gran felicidad, pues la vida me estaba dando una nueva oportunidad para ayudar a transformar vidas, para ayudar a otros.  Mi intuición me decía que debía hacerlo que ya estaba preparado para dar clases a estar personas.

Instantes después la mente negativa me asaltaba, haciéndome sentir que no tenía la formación adecuada para ello, ni estaba preparado psicológicamente. La mente positiva vio la oportunidad y finalmente me guie por la mente neutral y por la intuición, como nos decía el maestro Yogui Baghan:  “Debes vivir por intuición y por conciencia, y no por conmoción ni por impulso”.

      Desde el primer momento conecte con la fuerza del corazón, con el impulso del alma. Conecte con el coraje, Coraje es cuando tu espíritu, tu alma, te habla, te guía en la vida, no tu mente. Esto me hizo conectar con la esencia más pura de la vida, y desde ahí sentir esa conexión con el espíritu que nos da un poder ilimitado para afrontar cualquier desafío.

         Así pues, me puse en contacto con la institución, y conecte mucho con la directora del centro de ANSAPS (Tudela) que me selecciono para ser el profesor de yoga para el siguiente curso en ese colectivo.

         Todo estaba listo para afrontar el reto, esa semana me dedique a buscar toda la información que pude respecto a cómo dar Kundalini yoga a enfermos mentales, aunque he decir que hay muy poca información en la red sobre este asunto. Lo más y valioso que tenía era mi conocimiento, experiencia como profesor de Kundalini yoga y mi intuición. Llegue a pensar que quizá lo mejor podría ser preparar algunos juegos como si fuera yoga para niños y trabajar la coordinación y las habilidades mentales a través de los juegos y me lleve preparados algunos juegos.

           Cuando llegue a mi primer día al centro, me encontré con un grupo muy heterogéneo, había 7 personas de edades muy diferentes, con patologías muy diferentes y estructuras diferentes.  Además,  yo no tenía acceso al diagnóstico médico, ni me podían decir las patologías que cada uno de ellos. Tengo muy claro que Kundalini yoga agudiza mucho la intuición. Conecte con esa frase de Yogi Bhajan:  Donde hay amor, no hay duda. Donde hay amor, no hay dolor. Donde hay amor, no hay nada imposible.

               Desde el primer minuto empecé a sentir empatía con cada uno de mis alumnos, tratando de crear algo homogéneo desde lo heterogéneo, buscando que ninguno se quede atrás y escuchando las necesidades de cada uno de ellos, está muy claro que no puedes tratarles como si fueran niños, pero tampoco puedes dejar de tener en cuenta las peculiaridades de cada uno de ellos.

               En este colectivo es muy importante que conozcas bien a cada uno de tus alumnos, es decir que realices un  pequeño análisis primeramente Físico y luego es muy importante tener mucha interacción con los alumnos, a cada momento debes estar preguntando como se sienten en cada asana, con cada movimiento. Los tiempos de las Kriyas han de ser muy cortos y se debe aumentar mucho las pausas. Además, tenía que repetir varias veces la explicación de la postura, mostrarla varias veces, pero siempre poniéndole mucho corazón.

            Las personas con enfermedad mental suelen tener una autoestima baja, es muy importante estar reforzándola, apoyarles en la postura, el profesor en estos casos ha de sostener mucho la clase, mantenerte muy atento  y centrado en tu eje, pues hay continuas distracciones, que podrían hacer que te disperses. Sin embargo, si te sientes conectado con la energía divina que va más allá de ti, la alegría la paz y el amor esta siempre brotando en tu ser independientemente de las circunstancias externas.

             Las clases también deber tener muchas alternativas, se pueden hacer muchas kriyas con ellos, pero con mucho cuidado y mucha escucha, sin llevar las posturas al máximo.

         También quiero aclarar que hay meditaciones de Kundalini yoga que funcionan muy bien en este colectivo, como la meditación Kirtan, o las meditaciones con comunicación celestial, todo lo que lleve movimiento e incorpore un mantra vuelve su mente al estado de atención.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat